sábado, 16 de mayo de 2009

Cornelia Mee, 1846

Rastreando en la red he encontrado este e-book "Exercises in Knitting", una colección de 54 muestras originales de puntos realizados por Cornelia Mee y publicados en 1846. En el libro apenas hay imágenes ni dibujos, la terminología no es actual (por ejemplo, needle -agujas- son llamadas "pins") y parece que hay algunos errores. Pero en el enlace de KnitWiki, introduciendo el título de cada labor, se pueden encontrar los patrones corregidos y traducidos al lenguaje tejeril actual y con dibujos y esquemas para aclarar como era el trabajo original (algunos son muy bonitos).
Pero, ¿quién era Cornelia Mee? Cornelia, junto con su marido e hija, tenía un negocio de importación y distribución de lana en Bath, Inglaterra. Inicialmente, sus libros contenían ejercicios para tejer cada día de forma que esta tarea fuese compatible con las labores del hogar de aquellos tiempos. No tenían abreviaturas y a menudo, estaban llenos de errores. Posteriormente, debido a las circustancias de la guerra, sus libros de ejercicios fueron usados por diversas sociedades femeninas de caridad para elaborar ropa para los miles de pobres que quedaron sin trabajo debido a la Guerra Civil Americana y al embargo del algodón. De esta forma han llegado hasta nuestros dias.

Cornelia Mee me ha hecho pesar en lo importante que es escribir todo aquello que nos interesa. Al hilo de una cuestión planteada en Hispanohablantes Desmadejadas de Ravelry sobre la falta de revistas y libros de punto de calidad en español, yo hago aquí una reflexión personal: creo que llevamos 2 siglos de retraso respecto a las tejedoras angloparlantes. Y no será por falta de afición, ya que las labores de punto y ganchillo han tenido siempre una gran tradición en nuestra cultura. ¿Porqué entonces no tenemos libros como el de Cornelia? Creo que aquí el conocimiento se ha ido transmitiendo de forma oral y que de alguna manera, las labores de punto siempre han sido consideradas de "segunda clase"¿Qué opinais?. Probablemente muchas técnicas y patrones se han perdido ya por el camino. ¡¡Qué pena¡¡ Si algún editor lee esto, por favor que publiquen libros de punto en español para que no se pierda esta forma de ARTE.

PD: menos mal que ahora se escribe en internet.

No hay comentarios:

Publicar un comentario